Tecnicos (21 articulo/s)

Enero 2013 - Comparando dos bestias

He tenido la suerte, la gran suerte de poder tener en mis manos los dos mejores relojes de montaña que existen, el Suunto Ambit y el Garmin Fénix. ¿Es cierto todo lo que dicen?, ¿se pueden comparar?, y si es así, cual es mejor?

Entremos en materia y empecemos la disección:

Por: Carlos García Prieto

 

Garmin Fénix versus Suunto Ambit
COMPARANDO dos bestias

He tenido la suerte, la gran suerte de poder tener en mis manos los dos mejores relojes de montaña que existen, el Suunto Ambit y el Garmin Fénix. ¿Es cierto todo lo que dicen?, ¿se pueden comparar?, y si es así, cual es mejor?

Entremos en materia y empecemos la disección:

 

Aspecto

La verdad que en cuanto al aspecto se refiere los dos son impresionantes. Robustos y suficientemente grandes para tener sendas pantallas que albergan gran cantidad de datos. Llaman la atención los números con esa tipografía particular del Fénix, pero se leen estupendamente.

La correa de este último es intercambiable con una naranja a juego con el  botón principal, pero aparte de eso, son muy similares.

Estoy probándolos desde hace unos dos meses mas o menos usándolos bastante y lo único que me ha llamado la atención es la leve perdida de recubrimiento negro del borde del bisel del Suunto (quizás se solucione eligiendo el plata). Por ello a nivel robustez me parece que a la larga puede envejecer mejor el Fénix, pero sigamos leyendo que esto es solo el comienzo.

 

Manejabilidad

En cuanto al Fénix, en vez de seguir la línea clara del resto de los aparatos de Garmin en este caso han optado por unas funciones ligeramente diferentes, y un modo de manejarlas también distinto, por lo que incluso para los usuarios habituales de la marca, resulta algo mas complicado, y necesita un aprendizaje previo acostumbrarse al “nuevo” modo de hacer las cosas. De hecho me ha sucedido ya, el encontrarme delante de una pantalla y no saber como proceder.
El Suunto sin embargo es bastante claro en eso, una vez localizados los dos botones básicos (Next y Start/Stop), se puede hacer prácticamente todo. Pantallas muy claras y sencillas.

 

 

Estabilidad

Durante el periodo que he tenido la oportunidad de utilizar cada equipo me he encontrado con una sorpresa en cuanto a estabilidad del Fénix. Algún “cuelgue” sospechoso que me ha dejado bastante sorprendido. Pantallas en blanco y reinicios que en el Ambit no me han sucedido. Algunos foros hablan de esto, y de cómo solucionarlo. Aunque solo han sido nada mas que dos veces, en dos meses es mucho. También tengo que decir que desde que he actualizado el software a la ultima versión no he vuelto a tener problemas.

Con el Ambit, me he encontrado con algún problema de conectividad con el ordenador, aunque iniciando la aplicación Movescount manualmente se solventa.

 

Compatibilidad

Aquí tengo que decir sin pelos en la lengua que prefiero el Garmin, se conecta con todo. El Garmin Fénix lo puedes conectar con Garmin Connect (si tienes internet), o con Base Camp sin problemas además de poder enviar los datos a un teléfono o a otro Fénix u otro Garmin. Esto te da acceso a la información en diversos soportes y formatos lo que resulta muy practico.

El Ambit se conecta a través de un cable, y solo a través de un cable a Movescount, la página Web de Suunto en donde encuentras de todo, desde los entrenamientos hasta la posibilidad de regular el GPS con el ordenador y pasar los ajustes al reloj.

En cuanto a sensores externos hasta hace poco no existía la conexión del Ambit con accesorios ANT+, (que el Fénix si tiene) solo utilizaba la conexión con sensores con el sistema específico Suunto ANT, pero a partir de diciembre pasado parece que ya se puede, con la nueva actualización de software 2.0 con lo que se puede enlazar con algunos sensores no solo de la marca.

En cuanto a la conexión con la Web, para mi gusto la página de Garmin está mas clara, se encuentran las herramientas mas fácilmente y está estrucyturada mas clara, aunque como es una cuestión de gusto, no entro en materia. La verdad es que la información es completísima en ambas. De hecho creo que dan demasiada información para el usuario medio.

 

Pantalla

En cuanto a tamaño, como hemos dicho antes en ambos casos es óptimo, por lo cual, no hay grandes diferencias. En el Fénix se pueden hacer mas o menos grandes los números y en el Ambit se puede invertir el contraste de la pantalla, de gris y negro a negro y gris, lo que puede resultar útil en ocasiones.

En cuanto a la información mostrada, el Fénix es lo que podíamos llamar extremamente versátil, se puede ajustar para que se vea lo que queramos de la manera que queramos, incluso con esquemas gráficos en algunas funciones.
En el Ambit se utiliza Movescount (la Web y solo la web) para realizar los ajustes de pantalla deseados. El sistema esta bastante bien y la personalización es muy completa, aunque faltan algunos datos que podían ser útiles, pero ojo, se necesita internet y nuestra cuenta Movescount para realizar dichos cambios, ya que solo con el reloj no se puede cambiar nada.

En definitiva, 25 campos de información posibles a elegir de Suunto contra 157 de Garmin, y 2 contra 7 en modo gráfico, un poco justo de opciones el Suunto para ser el top de gama. Quizás Garmin por la herencia de funciones de los GPS de mano, que fabrica la misma marca, tiene la posibilidad de realizar funciones que el Ambit no incluye.

 

Cosas del correr

Como soy corredor al final me tiro al monte así que entrando en materia, hablemos de uno de los asuntos interesantes, el entrenamiento con cada reloj.

Tengo que decir que Suunto es mas claro con este tema, las pantallas del Fénix son mas farragosas. Si estas acostumbrado a utilizar otro de los instrumentos de la marca, con el Fénix te verás a veces un poco frustrado.

De manera clara, no parece pensado para el corredor, mientras que el Ambit ofrece, a pesar de que tiene muchas menos funciones, una mejor experiencia para el usuario.

Cosas como seguir entrenamientos preestablecidos o correr contra un compañero virtual, que son ya casi obligados en cualquier instrumento de alto nivel y precio para un corredor no están disponibles en ninguno de los dos.

En cuanto a los triatletas, lo mismo, ya que no hay ninguna función especifica ni tecla de cambio de deporte en ninguno de ellos.

El Fénix parece pues un poco escaso en cuanto a funciones especificas para el corredor, y teniendo en cuenta lo que cuesta, si nuestra intención es utilizarlo para correr, solo la duración de la batería, de la que hablo a continuación, no se si es un motivo suficiente para comprarlo. Ojo, hablo solo de corredores.

En cuanto al Ambit, tampoco tiene muchas de las funciones específicas para corredores que casi cualquier instrumento anterior ofrece y aunque intenta rellenar el hueco entre el corredor y el montañero, se queda en un limbo intermedio.

Muchas de las faltas pueden mejorarse con software, claro está si las marcas proponen soluciones, o como Suunto que deja a los usuarios la creación de nuevas funciones para el Ambit, aunque por ahora no parece haber grandes cambios. 

 

Batería

Este es el campo de batalla de estos relojes, no dándose cuenta que quizás hay otras cosas mas importantes, y no se porqué contando con un limite de 50 horas teóricas en ambos instrumentos, demasiado para una carrera de trail corta de 20 o 30k y de sobra para una de 100millas.

En principio he realizado las pruebas que he podido para comprobar de verdad la duración de la batería con las siguientes consideraciones:

-       Es prácticamente imposible tener un tiempo de duración constante ya que depende de cuantas funciones hay activadas, banda cardiaca, algún otro sensor externo, intervalos de grabación de datos, instrumentos activos.. brújula, barómetro, utilización de la iluminación, …etc. Por lo que los datos obtenidos son basándome en una aplicación práctica, lo que cualquiera de nosotros haría.

-       La máxima duración supuesta implica en el Ambit grabar la posición cada 60 segundos (en vez de 1seg)  lo que supone como es lógico una perdida de precisión considerable en la toma de datos, sobre todo en senderos de montaña que suelen ser sinuosos, no tanto en tramos rectos.

-       La máxima duración supuesta del Fénix es de 50 horas igualmente, pero del mismo modo que Suunto, utiliza un GPS Fix de 60 segundos con la consiguiente perdida de precisión tanto en recorrido como en longitud recorrida.

-       Desgraciadamente ninguna de las dos marcas ofrece un cuadro con datos precisos de que ajustes hay que tener para cumplir con las 50 horas anunciadas aunque los datos prácticos son excelentes,

-       Curiosamente algo tan sencillo (aparentemente) como la posibilidad de ajustar un intervalo intermedio de grabación de GPS, pasa en ambos relojes de 1 a 60 segundos, no está contemplado en ninguno de los dos.

Los resultados prácticos son:                                                                                                 

                                                   Sin GPS       Normal        UltraTrac    Tipo de señal

                                                          -               1 seg.           60 seg.      GPS fix 

Garmin Fénix                            25 días          12h.                72h.

 

                                                   Sin GPS       Normal        UltraTrac    Tipo de señal

                                                          -               1 seg.           60 seg.      GPS fix

Suunto Ambit                            28 días          27h.                94h.

 

Conclusiones

Es realmente difícil decidir entre estas dos maravillas tecnológicas. Los comentarios no positivos son solucionables si el publico lo demanda y las respectivas marcas quieren, por lo que al final son ambos excelentes.

Quizás desde un punto de vista del corredor, el Garmin Fénix debería aprender más de su hermano Forerunner o del 910xt, aunque si se quiere utilizar para montaña, treking o Geocatching es perfecto.

El Suunto Ambit quizás sea más sencillo para el usuario pero tiene también algunas carencias importantes. La necesidad de internet para casi cualquier ajuste es para mi algo a remediar.

Es probable que no haya solucionado las dudas de alguno en cuanto cual es “mejor”, pero es un concepto tan subjetivo, que realmente creo que depende del uso que se le vaya a dar.

***Publicado en: Pianeta Running