Tecnicos (21 articulo/s)

Marzo 2016 - ITRA, Certificación de una Carrera (1)

Primero de una serie de textos explicando como certifica la ITRA (International Trail Running Association) una carrera.
Algunos conceptos

Por: Carlos Ultrarun

MÉTODO DE CERTIFICACIÓN DE UNA RUTA

La dificultad de evaluar una carrera de trail-running

La búsqueda de una medida sensata

Distancia y desniveles de una ruta son los dos datos principales para definir una carrera de trail-running y es particularmente importante que sean lo más fiables posible. A diferencia de una carretera plana normal, los senderos son de naturaleza irregular. Por tanto, es necesario tener en cuenta que no existe una medida exacta de la distancia y del desnivel de una ruta.


Tomemos, por ejemplo, un sendero rocoso. Para ir desde el punto A al punto B, un pequeño animal tendrá que pasar por encima de cada roca. Por lo tanto, va a viajar una distancia mucho mayor y mayores desniveles que un ser humano que simplemente caminar sobre cada roca. Del mismo modo, durante una carrera, un corredor descansado puede saltar una pequeña zanja mientras que otro no tan ágil  tendrá que subir a la zanja o dar una vuelta haciendo que la distancia y desniveles varien entre ellos. Otro ejemplo puede ser el de una bajada rocosa en la que un corredor más ágil y experimentado bajará saltando de piedra en piedra, mientras que un corredor más novato será más cauteloso y elegirá una ruta más larga dando más vuelta.


La medida de una ruta por senderos, ya sea en la distancia o los desniveles se limitará a la valoración más razonable posible intentando utilizar siempre el mismo método para poder comparar  rutas

¿La herramienta más relevante?

Una segunda consideración surge inmediatamente: ¿qué sistema debemos utilizar para obtener esta evaluación?
¿Habría que, por ejemplo, medir la distancia desenrollando una cuerda sobre toda la longitud de la ruta? A primera vista, esto parece ser el método más preciso, pero en realidad es muy poco práctico - si no imposible - y daría un resultado aleatorio. ¿Se debería utilizar una rueda?, como para las carreras en carretera ¿Qué pasa con caminos muy irregulares como los canchales?

De todas formas, estos métodos no ofrecen una solución para la medición de desniveles.

Los mapas en papel ha sido, hasta hace pocos años, la herramienta más utilizada, pero dan una información poco precisa. La medida de la distancia con un curvímetro es, por naturaleza, impreciso y el cálculo de altitudes requiere una lectura muy delicada, tediosa y difícil para detectar las zonas más altas o bajas.

Hoy en día, es más fácil de usar software de cartografía. No obstante, la elaboración de una ruta en el ordenador puede contener numerosos errores debido a la limitada precisión de los programas informáticos utilizados (la trayectoria dibujada en realidad nunca se corresponde con la trayectoria real) y la imprecisión del usuario; en un terreno muy escarpado, ¿cómo podemos garantizar que el punto dibujado es exactamente en el camino y no 5 metros por encima o por debajo? Por lo tanto, la altura puede variar fácilmente por varios metros.


En los últimos años, el uso de herramientas de GPS se ha convertido en común.
La mejor manera de medir una ruta es recorrer la ruta completa con una herramienta GPS en la mano.


Las limitaciones del GPS

'ten cuidado; los datos brutos obtenidos con este aparato son aproximados y falsos

La importancia de la sensibilidad del GPS

En primer lugar, cualquier GPS, como cualquier herramienta de medición, sólo tiene una precisión limitada. Esta precisión depende en primer lugar del número de satélites a los que se puede conectar (cuantos  más satélites, mejor será la precisión). Aunque en zonas difíciles (bajo un acantilado, en un bosque ...) el GPS puede no captar bien la señal, así y la precisión disminuye.
Recomendamos utilizar un GPS con una buena antena que será más sensible a las señales.

La frecuencia de los puntos de track

En segundo lugar, hablemos de la frecuencia de los puntos de track. Un GPS no traza una línea recta, sino que recoge puntos a una frecuencia dada, por tiempo o por distancia. Por lo tanto, la línea obtenida se hace de diferentes segmentos y la medida de la ruta es el resultado de la suma de todos estos segmentos.
Si la frecuencia de estos puntos es demasiado grande (por ejemplo una vez por minuto o una vez cada 100 m), el resultado será demasiado superficial y como consecuencia erróneo (por ejemplo: algunos giros han cortado)grande.

Por el contrario, si la frecuencia es demasiado densa (por ejemplo: un punto cada 2m o cada segundo), la distancia entre cada punto se encuentra bajo el umbral de precisión de la herramienta GPS y nos puede resultar una linea quebrada que cruza nuestro track verdadero y nos da una distancia mayor de la real.

por último, si el GPS está configurado para recoger puntos por tiempo, cuando uno se detiene en un solo lugar, el GPS continúa registrando puntos en ese mismo lugar que, debido a la limitada precisión del instrumento no tienen ni la misma latitud, longitud o altura. Como resultado, una parada puede alargar ficticiamente la distancia y desniveles de una carrera.
Por todas estas razones, recomendamos que se configure el GPS para grabar un punto cada 10 metros.


Análisis del Track

Después de haber recorrido la ruta de la carrera conun GPS en la mano, el trabajo no está completamente terminado.
Las señales de satélite recibidas por el GPS a veces puede estar perturbadas, sobre todo en zonas rocosas. Esto puede dar como resultado puntos  de track no reales, objeto de rebotes de señal, distante decenas, o incluso cientos de metros de la posición real.
La única manera de solucionar este problema es descargar el track en un software cartográfico, como Base Camp de Garmin, examinarlo y eliminar manualmente esos puntos erróneos.


ENTENDIENDO DISTANCIA Y DESNIVEL

Ahora podemos medir la distancia y los desniveles aunque una vez más, las cosas son más complicadas de lo que parecen.


Las elevaciones


Simplemente sumando las diferencias de altura entre cada dos puntos a lo largo de la ruta podemos obtener una estimación total de los desniveles de dicha ruta, positivos y negativos.

El problema es que debido a la falta de precisión y estabilidad  de las lecturas de señal de los instrumentos GPS, esta medición puede contener gran número de errores. Sumando todos estos errores en cada track, podemos obtener una sobreestimación de más del 30% de los desniveles positivos y negativos.


La importancia de estos errores depende del GPS utilizado.


Si estos errores se calculan únicamente por el GPS, pueden ser muy importante. De hecho, la altitud se estima por triangulación, de manera similar a la latitud y la longitud, aunque sólo los satélites en el horizonte. Como resultado, la altitud medida es hasta 3 veces menos precisa que la latitud o la longitud.


Con el fin de mejorar esta precisión, algunos GPS tienen un altímetro barométrico asociado que puede suavizar la medida. De hecho, cuando uno no se mueve, la altitud del GPS puede diferir por unos pocos metros, mientras que la presión atmosférica es constante (por lo menos durante un corto período de tiempo). Esto aumenta la precisión, aunque sigue siendo imperfecta. El GPS seguirá dando altitudes con un margen de 1 a 2 metros, aunque permanezcas inmóvil


Por este motivo es necesario suavizar la curva de altimetría mediante la aplicación de una media móvil que no tiene en cuenta los desniveles entre puntos de track bajo un umbral determinado.
El valor de este umbral es fijo y depende del GPS que utiliza. Los valores elegidos por la ITRA son el resultado de muchos años de experimentación y comparación de los datos aportados por diferentes instrumentos para cada ruta y del estudio de los diferentes métodos utilizados en el mundo de los deportes al aire libre.
El umbral aplicado es 3 para unidades GPS con altímetro barométrico y de 10 para los que no lo tienen.  


Distancias

Existen dos métodos. El primero está relacionado con la definición oficial de distancia; la distancia medida entre 2 puntos de la corteza de la Tierra siguiendo su curvatura. Si este cálculo es preciso para medir grandes distancias, no es tan bueno en distancias más cortas y en terrenos accidentados ya que no tiene en cuenta la altitud de los puntos y tiende a subestimar la distancia real.


Como opción, preferimos tener también en cuenta la altitud de los puntos, lo que implica el uso del teorema de Pitágoras:


d = distancia plana (el cálculo “de libro” de acuerdo con la latitud y longitud de los puntos)


e = Desnivel (positivo o negativo)