Runnner's World (20 articulo/s)

Agosto 2004 - Una montaña en el mar

De una carrera en Corcega por etapas que ya no se hace, pero de la que tengo un maravilloso recuerdo

CORCEGA POR ETAPAS Los griegos la llamaban “Calista”, la mas hermosa y es cierto que reúne una serie de maravillas que merece la pena conocer, aunque hay dos cosas que es realmente difícil encontrar en Córcega, una es un tramo recto de carretera y la segunda en un tramo plano. Con una orografía increíblemente agreste, Córcega se eleva hasta algo mas de 2.700 m. del monte Cinto, su pico mas alto, habitualmente nevado y se convierte en lo que a los corsos les gusta llamarla, una montaña en el mar. Estas características, y la belleza de todo el entorno es lo que, Zitoway Sports, ya conocidos por los lectores de Runner´s por organizar los 100 Km. del Sahara y otras muchas carreras del estilo, ha utilizado para plantear la tercera edición de una de las carreras mas entrañables en las que he tenido el gusto de participar. Como le gusta puntualizar a Adriano, director del equipo, esta carrera es no competitiva, esto es, unos amigos y amantes de las carreras que se deciden a irse a Córcega a correr, pero con todas las comodidades de una impecable organización y un entorno inmejorable. Acostumbrado a correr como popular y a nivel medio desde hace ya bastantes años, y después de múltiples carreras en las que además de una asistencia multitudinaria, siempre esperabas ver alguna figura nacional o internacional, me quedé un poco sorprendido al atisbar el panorama el día de la llegada, no mas de 38 participantes de edades medio-alta mas algunos caminantes, todos ellos desconocidos, componíamos el plantel, era como correr en familia… aunque solo con los mayores, …vamos que ningún sobrino. La prueba se desarrolla en tres días consecutivos y en el desierto de Les Agriates, parque natural situado al noroeste de la isla y en el que precisamente por esta protección especial, la naturaleza se vuelve más generosa. DIA 1 Dormimos en unos bungalows al borde del mar y aunque todo es bastante relajado, como no te acuestas tarde, la diana es a eso de las 7:30. Después de un copioso desayuno se puede descansar un poco y al rato se nos traslada al punto de salida, un camino al lado de un rio cercano a Ogliastro. A las 10:00, se da la salida, que a pesar de todo es bastante discutida y comienza un recorrido de ensueño por estrechos caminos. La primera etapa es de 14 Km. con un desnivel acumulado de 600 m. Saliendo de un campo a unos 3 Km. de la playa nos dirigimos hacia ella y por un estrecho camino paralelo a la misma discurre gran parte de la carrera que luego se separa hacia el interior para volver al punto de partida. Todas las desviaciones están perfectamente señalizadas y un punto de avituallamiento en la mitad, hace innecesario llevar nada encima, aunque por seguridad y dado el calor del día, la organización opta por obligar a llevar al menos una botella de medio litro de líquido. La llegada es festejada por los acompañantes que nos esperan, y por los primeros competidores que van animando a los últimos en aparecer por el arco blanco y azul. Con una copiosa comida en el mismo campo se reponen las fuerzas y después de descansar un poco nos trasladamos otra vez a los apartamentos para una ducha y día libre, aunque al borde del mar, la playa es demasiado tentadora como para no acercarse….y además el agua fría recupera las piernas!!! DIA 2 La rutina de la mañana se repite y esta vez la salida es a unos 12 Km. de los apartamentos. El punto de partida es en Bocca di Vezzu, un puerto con unas maravillosas vistas de la isla a 311 m. sobre el nivel del mar. La etapa, la mas larga, son 24 Km. con un desnivel acumulado de unos 1.100 m. y discurre por la parte mas dura del desierto de Les Agriates, en dirección prácticamente norte hacia la playa. Después de un breve recorrido por el borde del mar se vuelve otra vez por un camino de montaña hacia la llegada, no sin antes tener que descalzarse para atravesar una pequeña zona inundada que había anegado el camino….que puedo decir, es una carrera de aventura. El regreso, casi todo cuesta arriba, se hace muy duro y el calor hace que se agradezca la obligación de llevar algo de liquido encima. Mantengo la séptima plaza conseguida el primer día, lo cual aumenta mi cariño por la carrera. Me espera una comida igual de copiosa que el día anterior después de estirar y cambiarme la ropa por algo seco y sin hacer mucho esfuerzo ya oigo como me llama mi sitio en la playa…será la satisfacción por el trabajo bien hecho. DIA 3 La salida se adelanta media hora por asuntos de protocolo y estamos en la línea de partida a las 9:30 esperando ver que nos depara la última etapa. Después de un sinuoso camino con subidas y bajadas sin cesar, así es Córcega, no hay nada ni recto ni plano, llegamos al mar, a unos 10 Km de salir mas o menos y a partir de aquí empieza una de las carreras mas bonitas que haya hecho nunca. Se desarrolla por un acantilado en la punta di l´Acciola con bastante vegetación y un camino de montaña muy estrecho a media ladera. Arriba y abajo se abren campos de flores de todos los colores y al pie del acantilado un mar con un agua turquesa hace que además de por las cuestas sea difícil no pararse a disfrutar de este paisaje. Finalmente, y después de una dura pendiente, se toma un camino de vuelta hacia el punto de salida. Dado que es la ultima etapa y en vista de la cercanía de otro competidor que me sigue de cerca ambos olvidamos el lema de “no competitiva” y los últimos 4 kilómetros los corremos a un ritmo desenfrenado, saltando por encima de las piedras como cabras y pasando los charcos de barro del camino como si no existieran, yo para defender mi puesto y el para lo contrario. La cordura se impone finalmente y entramos juntos en la meta, festejando el final memorable con un abrazo. La fantástica experiencia termina esa misma noche con una esplendida cena en un restaurante típico Corso y con la promesa por mi parte de repetir esta experiencia siempre que pueda. La camaradería que se respiraba, a pesar de ser el único español, y el esfuerzo de todos, tanto de la organización como del resto de los participantes por disfrutar juntos de unos días maravillosos compartiendo una afición que nos une a todos, independientemente de la raza, idioma o religión hace que sea deseable que este tipo de carreras proliferen. Yo por mi parte estoy orgulloso de haber formado parte durante unos días de este selecto club. Contacto de la Organización: http://www.zitoway.com/ Mail : info@zitoway.com