Runnner's World (20 articulo/s)

Agosto 2010 - Piensatelo dos veces

Que nos impulsa a apuntarnos a una carrera SIN entrenar. Intentaré dar mi opinión.

LA RESPONSABILIDAD DEL CORREDOR Hace unos días me inscribí a una carrera, no sigo un programa serio de entrenamiento desde hace años, pero a pesar de todo me inscribí. El problema es que no eran 10 kilómetros detrás de casa, sino 90, con 5.000 m. de desnivel positivo. ¿Que impulsa a una persona a hacer estas estupideces? Lo intentaré analizar en estas líneas. El cuerpo sufre ¿Que nos impulsa a meternos en estos líos sin pensar un poco? Hablemos de ultras, o de carreras de montaña, o si me apuráis de cualquier carrera. Una carrera como tal, y por definición, implica someter al cuerpo a un esfuerzo máximo. Alcanzar valores de pulsaciones, y de consumo de oxigeno que rondan el extremo, con el consiguiente desgaste muscular y mental. Si hablamos de una carrera de montaña, un poco mas larga, o una carrera de ultradistancia, el nivel de exigencia al que someteremos a nuestro cuerpo puede aumentar considerablemente. Podemos echar un ojo a los tiempos máximos de algunas carreras conocidas, para darnos cuenta de cuanto tiempo se puede llegar a estar “de baile”. El hecho de someter, y soportar esta tensión durante un tiempo prolongado no es gratis, hay mil consecuencias que nos pueden afectar en mayor o menor medida, y que debemos conocer y afrontar para poder seguir corriendo. Desde el desgaste mental, las lesiones, trabajo extremo de todos los órganos, los radicales libres, hasta el puro y simple cansancio. Siempre he sido de la opinión que un día de descanso es un día de entrenamiento, y cada vez tengo mas claro este hecho. Puede sonar a fatalista o tremendista, pero los hechos son así. Otra cosa es lo que podemos hacer para que la carrera como deporte sea algo saludable, natural, y con grandísimos beneficios para la salud. Cada carrera, una decisión estudiada. Cuando decidimos inscribirnos en una carrera, en general de cualquier tipo, aunque cuando se habla de carreras de montaña o ultras es todavía mas claro, debemos hacer un examen personal y decidir si somos capaces de superar con éxito la prueba. Analizar nuestro estado de forma, y valorar fríamente si podemos con la carrera que queremos afrontar. En este mundo de competición constante, nos dejamos llevar demasiado fácilmente, por los amigos, por el club deportivo, por la familia, y cuando esta en juego nuestra integridad física, y os aseguro que en TODAS las carreras lo está, no es bueno dejarnos llevar por la presión externa. Y las organizaciones Un factor quizás que no hemos tenido en cuenta es el papel de cualquier organización de cualquier carrera. Ellos son los responsables de nuestra seguridad, sobre todos en carreras extremas. Parece un poco injusto que con lo complicado que es evacuar a alguien desde muchos de los sitios en donde se desarrollan estas carreras, lo tengan que hacer porque no hemos valorado nuestra capacidad y nos hemos lanzado a la aventura sin pensar. Está claro que un accidente puede suceder a cualquiera, o una situación no prevista, en la que nos vemos obligados a abandonar una carrera también pero deberían ser situaciones en las que el corredor, entrenado, se encuentra fortuitamente. Ya las condiciones meteorológicas, o la propia dificultad extrema del terreno, ponen en jaque a muchas organizaciones, como para complicarles la vida con caprichos de corredor, como el mío. Pensemos dos veces antes de inscribirnos, ¿estoy en forma? Pues adelante, ¿no lo estoy?, pues me espero a la proxima, que carreras hay muchas, y cada vez mas. Material Obligatorio Basta protestas, basta lamentarse de las cosas que hay que llevar encima en una carrera de montaña. Como he dicho antes, la organización de cualquier carrera es la responsable de nuestra seguridad, y si ellos, que conocen de maravilla el área, nos piden que llevemos determinado equipo por algo será. Es cierto que la responsabilidad de la que hablo pesa, y ese peso, se transforma en carga física para el corredor, que a veces tiene que llevar cosas que parecen inútiles, pero solo por un minuto, poneros a pensar en la peor de las situaciones que podemos encontrar en montaña, y en el material que necesitaríamos. Seguramente echamos alguna cosa mas a la mochila. Yo personalmente, corro con mochila hasta por el parque de casa, ...será que ya me he acostumbrado. ENTRENAR Ya está, el gran secreto, parece una tontería pero es lo que hay, así de sencillo. El entrenamiento no tiene nada de misterioso, es muy simple, se trata de acostumbrar a nuestro cuerpo, poco a poco, a soportar cargas cada vez mayores de lo que sea, en nuestro caso de carrera. El problema viene luego, porque desarrollar un entrenamiento optimo, para cada persona diferente, es realmente complicado. Son tantos los factores que influyen, forma física de base, tiempo disponible, objetivos, como las técnicas, pero al final, el objetivo ultimo es siempre el mismo, superar nuestra prueba con éxito. Hoy en día, con los medios que tenemos a nuestra disposición, revistas, televisión, internet, foros, es fácil entrenar o encontrar alguien que nos ayude si no lo sabemos organizar nosotros mismos, por lo que no tiene ningún sentido intentar completar una prueba sin haber entrenado Ah, por cierto, la carrera no la terminé, claro.