Pianeta Running (25 articulo/s)

Marzo 2008 - Que es eso del Trail Running?

Los inicios siempre son duros, duros pero bonitos.
Que demonios es eso de correr por el monte??, si eso no se puede, ....no?

TRAIL RUNNING Mi Trail Running. Lo cierto es que no recuerdo como y ni siquiera hace cuanto, ….. Yo corría desde siempre, desde el colegio, y para mi una carrera normal era una popular de asfalto, como Dios manda, diez kilómetros, veinte, y de cuando en cuando, en un acto de osadía suprema, preparaba un maratón. El crono siempre se tenia en cuenta y cualquier truco para arañar unas décimas al kilómetro era siempre bien recibido. Un buen día creo que fue mi buen amigo Tomás, Dios le bendiga, me propuso ir a correr al monte, aquello poco menos que me pareció una locura, ¿cómo que correr por el monte? Pero por ahí se puede correr???. El caso es que quizás por curiosidad decidí apuntarme, creo que era un Tres Refugios, o alguna parecida. Era muy temprano, una mañana muy fría, y el grupete de zumbaos que me esperaba alli, ya me puso de buen humor. La verdad es que se notaba de lejos los que éramos novatos, cara de despistados, demasiado abrigados, y claramente sin saber lo que nos esperaba. Ya la salida se demoró un poco, porque esperábamos a unos que llegaban tarde, y el relajamiento general era algo que no dejaba de sorprenderme. En una carrera “normal” ya hace un rato que estaríamos dando botes, gritando para salir, y allí, parece que nadie tenia prisa. De pronto, sin que me enterase, alguien sale disparado y como un solo corredor todos empiezan a seguirle, excepto los novatos que nos quedamos mirándonos,….¿han dado la salida?... El terreno es increíblemente variado y nos topamos de golpe con un elemento desconocido,… las cuestas, subidas empinadas en las que NO SE CORRE, bueno, eso lo se ahora porque aquel día, probablemente empeñado en demostrar a esos salvajes de lo que estaba hecho intenté subir corriendo, …claro, hasta que empezaron a asomar mis pulmones por la boca, y tuve que pararme, y soportar miradas de …otro novato… Poco a poco le fui cogiendo el ritmo y las diferentes sorpresas que me fue ofreciendo el recorrido, las iba asimilando como podía: ¡un rio!, ….como cruzo??? ¡un pedregal!, ….ahí va otro tobillo. Y por ultimo, la nieve, lo que me faltaba, yo que he esquiado de toda la vida, nunca me había visto en una semejante, encima de La Bola, en pantalón corto y camiseta, con una ventisca de narices. Al final, puede que por orgullo personal, o porque no me quedaba otra, terminé la prueba, probablemente de los últimos, si no el ultimo, sudando, a pesar del frío, sucio, como nunca, sangrando de una rodilla y con un tobillo de aquella manera, pero creo que nunca había terminado una carrera en mi vida con la sonrisa que tenia aquel día, de oreja a oreja, ya estaba contagiado, y no hay cura, por el virus del Trail Running. UN NOMBRE DIFERENTE En cuanto al nombre, pues que vamos a decir, Trail Running, significa Correr por Caminos, literalmente y visto que en España traducimos casi todo, costumbre que me gusta, me encantaría encontrar un nombre mas musical y corto, pero por ahora lo único que se me ocurre es Fuera de Pista, que aunque suena un poco a esquí, quizás refleje el espíritu de estas carreras. A nivel oficial, un estupido adverbio, tiene confundido al personal, de manera que hasta el monte llega la política, y además de enfrentar a dos federaciones que deberían aunar esfuerzos, pues eso, despistando a la clientela. ALGUNAS DIFERENCIAS, asfalto o montaña Pueden parecer banales pero existen elementos entre las dos disciplinas que las hace completamente diferentes, tanto a nivel equipación como a nivel entrenamiento. Espero, a lo largo de los próximos números ir analizando cada punto y explicando la mejor manera de ayudar a iniciarse en este deporte. 1.TERRENO, pues si, es obvio que es diferente, pero lo importante es lo que genera esa diferencia. La falta de homogeneidad en montaña hace que los apoyos sean completamente variables, el terreno casi nunca es plano, y la pisada tampoco. El estudio preciso de nuestra pisada que podemos entrenar y desarrollar en la carrera de asfalto, y que mejora nuestra técnica y por tanto nuestros resultados, aquí no sirve, es mucho mas útil desarrollar nuestra propiocepción, es decir la capacidad de coordinar movimientos y el control de los mismos con las articulaciones. El famoso dicho de “la repetición origina la perfección” en montaña no se usa, ya que nunca hay nada igual, una simple lluvia, el día anterior y el terreno cambia por completo de manera que debemos adaptar nuestra manera de correr a las nuevas condiciones. La improvisación al poder, básicamente. Visto que la disciplina es bastante nueva, por decir algo, los que hemos ido llegando importados siempre venimos de otros deportes y quizás los montañeros sean los mas beneficiados, ya que conocen el medio y se saben mover, algo que en las carreras es fundamental. 2-LOS TIEMPOS, mas que crono, calendario. En montaña todo se dilata, una salida de 20 minutos es montaña es difícil de hacer, ya que siempre nos encontramos con algún problema, o damos una vuelta mas larga de la que pensabamos, o algo tan simple, y no por ello menos común, como que nos perdemos, y por lo tanto nos encontramos con mas tiempo en el monte de lo que habiamos previsto, lo cual me enlaza directamente con los dos puntos siguientes. 3-EL MEDIO, o sea, el monte. Tenemos que considerar que no es en l centro de una ciudad en donde siempre hay un bar o una boca de metro para refugiarnos o volver a casa en caso de necesidad. En el monte estamos a merced de los cambios climatológicos que suelen ser muy rápidos o a merced de cambios de temperatura simplemente por una variación de altitud o de valle, de manera que hay que estar muy atentos, aprender a conocer el medio en el que nos vamos a mover y preparar la salida, leer las previsiones y vuelvo a enlazar al punto siguiente, ir preparados. 4-El EQUIPO En asfalto quizás no sea tan importante como en el Trail Running el equipo que seleccionemos, ya que las condiciones a las que nos enfrentamos no serán tan imprevisibles, y desde luego no tan duras a nivel meteorológico. Por tanto debemos seleccionar cuidadosamente el material que compremos y asegurarnos que se adapta a las condiciones para las que lo necesitaremos, mas o menos ligero, mas o menos antiviento o impermeable. Hoy en día hay en el mercado suficiente gama de productos, con presupuesto para todos los bolsillos que pueden cumplir con los requisitos necesarios y darnos seguridad en las salidas de entrenamiento o en carrera. Solo una cosa mas en cuanto al material se refiere, ha de ser mucho mas resistente que el de asfalto, ya que en montaña el desgaste es mayor, por lo que hay que procurar comprar material específico. No conviene llevar esas zapatillas que ya no usamos, ya que , “total, es para el monte”, porque las solicitaciones son muy altas y es probable que volvamos a casa descalzos, o la chaqueta que nos tocó en la tómbola del colegio que “parece bastante buena”, al menos sin antes probarla ,ya que podemos gastar mas en frenadol, que en una chaqueta en condiciones. 5-SEGURIDAD Corriendo en montaña nos encontraremos frecuentemente solos o casi solos, de manera que no cuesta mucho echar a la mochila una pequeño equipo de seguridad que apenas pesa. Que cada uno meta en el lo que considere, aunque ya hablaremos de eso en otra ocasión, pero viene bien, algo de primero auxilios, algo de comer, pañuelos multiuso de papel, quizas un movil o un walkie, o incluso un GPS, puede solucionar algun entuerto. 6-un poco de PACIENCIA Y por ultimo un poco de paciencia, correr por el monte tiene su técnica, sus tiempos y su velocidad de aprendizaje. Como se dice por ahí, “Roma no se hizo en un dia”, de manera que hay que empezar despacio e ir cogiendo poco a poco los ritmos y las sensaciones que nos permitirán encontrarnos a gusto en un entorno extraño al principio pero que poco a poco nos irá desvelando sus secretos. En un CUADRO APARTE – o algo asi…. ORIGENES DEL TRAIL RUNNING: Por: Juanma Agejas Probablemente correr por montaña sea el deporte más antiguo practicado por el hombre. Los nómadas cazadores de la Antigüedad ya corrían tras sus presas hace miles de años. En España sólo hace 20 años aproximadamente que se vienen celebrando carreras de montaña con continuidad y organizaciones consolidadas. Pero hace mucho más de lo que imaginamos ya había competiciones de este tipo. En 1918 la RSEA Peñalara ya celebró la Marcha de los Tres Refugios en la sierra de Guadarrama, en Madrid, y poco después, de 1923 a 1925, la llamada Copa de Hierro, ahora recuperada por el club madrileño. A lo largo del Siglo XX en muchos pueblos de Aragón y Castilla se realizaban “pollos” y carreras campo a través que, en ocasiones, consistían en subir y bajar una montaña. En País Vasco existían numerosos retos y apuestas de subir corriendo al monte más cercano. De todo esto no queda mucha constancia salvo en hemerotecas. Luego, en los años 50, llegaron las marchas de velocidad o los conocidos "rallies" en Cataluña, competiciones de autosuficiencia por montaña por equipos, precedentes de las actuales carreras en Cataluña. Es en la década de los 80 cuando surgieron las primeras carreras que continúan en la actualidad. En 1995 llegó el primer maratón de montaña de la península, el Maratón Alpine Galarleiz; en 2001 la Copa de España y en 2002 el primer Campeonato de España oficial. Actualmente en España las competencias están repartidas (aunque no consensuadas) entre la Federación Español de Escalada y Deportes de Montaña (FEDME) y la Federación Española de Atletismo (RFEA).